El mercado de madera puede salvar al castaño

Un estudio analiza cómo reaccionan los propietarios forestales cuando una enfermedad afecta sus bosques, en concreto el chancro, un hongo que infecta el castaño. La investigación, liderada por el Centro Tecnológico Forestal de Cataluña, concluye que la presencia de un interés económico es el principal motivo a la hora de decidir si tratar el castaño enfermo, abandonarlo o incluso sustituirlo por especies exóticas como el pino de California o el abeto Douglas.


La disponibilidad de un mercado de madera o de castañas aumenta cuatro veces la presión y el interés por tratar la enfermedad del castaño. El estudio que así lo demuestra se basa en las entrevistas realizadas a propietarios de bosques de castaño infectados por chancro en Cataluña y se ha publicado en la revista Forest Ecology and Management.

El trabajo también constata la diferencia entre las salidas económicas de un bosque de castaños. Los gestores de bosques destinados a madera o a producir castañas tienen cuatro veces más voluntad para aplicar tratamientos de control que aquellos destinados a obtener productos de corte, como leña, estacas y palos, actualmente sin mercado.

Los propietarios juegan un importante papel

Sin embargo, en ausencia de interés económico, los propietarios de castaños afectados por la enfermedad optaron por el abandono (65% de los encuestados) o por la sustitución por otras especies exóticas. El abandono está asociado con aquellos gestores autodidactas, de percepción naturalista, que tienen razones morales contra las especies exóticas. En cambio, la sustitución está asociada con gestores de tradición familiar, con experiencia en sustituir o con un líder de opinión de referencia que también lo ha hecho.

Entender que los propietarios forestales reaccionan de una manera o de otra a un patógeno invasor, se puede utilizar para diseñar medidas políticas eficientes. En este sentido Jonás Oliva, autor del artículo, explica que “cuando aparece un nuevo patógeno en los bosques, los esfuerzos se destinan a desarrollar tratamientos, pero no se dedican a analizar la probabilidad de que estos se implementen”.

Por este motivo los científicos decidieron analizar el entorno socioeconómico que rodeaba esta decisión, al ver que a la hora de aplicar un tratamiento de control “algunos propietarios estaban poco animados en recuperar el castaño”, añade Carlos Castaño, co-autor del trabajo.

El estudio de este caso podría ayudar a predecir cuál es la probabilidad de que se implementen medidas contra enfermedades que afectan a otras especies de árboles de toda Europa, como el olmo, el fresno o el aliso. Además, plantea la preocupación sobre la continuidad de especies de árboles afectadas por patógenos que no tengan valor comercial, o bien que éste sea bajo.

images

 En ausencia de interés económico, los propietarios de castaños afectados por la enfermedad optaron por el abandono o la sustitución por otras especies exóticas.

 

Foto: El chancro se ha convertido en un enfermedad que está golpeando duramente al castaño.

La importancia de los líderes de opinión a la hora de escoger

La investigación muestra que los propietarios forestales se fijan en aquellas alternativas escogidas entre su entorno social a la hora de tomar una decisión. Las agrupaciones, las comunidades o los actores sociales son factores relevantes para explicar su comportamiento. Por ello, si se quiere conseguir que los propietarios confíen y decidan controlar la enfermedad, los investigadores recomiendan incluir a los líderes de opinión. “Si ellos creen, un buen número de propietarios creerá también”, explica Castaño.

El estudio también pone de manifiesto la necesidad de romper con la creencia de que más gestión significa empeoramiento de la enfermedad, ya que contrasta con la evidencia científica. Por ello, recomiendan visibilizar los resultados del tratamiento mediante parcelas de demostración.

Además, pocos de los encuestados eran conscientes de que en el momento de plantar especies de árboles exóticas podían introducir nuevos patógenos invasores. Es por ello que en el estudio también advierten de los riesgos que la sustitución conlleva, ya que las plantas de vivero son el principal vector de enfermedades exóticas a escala mundial. Difundir información sobre los riesgos en términos cuantificables también puede ayudar tanto a gestores como políticos a evaluar las posibles consecuencias de cada alternativa.

Fuente: J. Oliva, C. Castaño, E. Baulenas, G. Domínguez, J.R. González-Olabarria, D. Oliach. “The impact of the socioeconomic environment on the implementation of control measures against an invasive forest pathogen”. Forest Ecology and Management 380 (2016) 118–127 http://dx.doi.org/10.1016/j.foreco.2016.08.034

Imágenes: Carles Castaño

Deja un comentario