¿Están bien conectados los espacios protegidos del mundo?

Los espacios naturales protegidos (ENPs) son el principal instrumento para la conservación de la biodiversidad, lo que ha desencadenado el desarrollo de numerosos indicadores y evaluaciones sobre su cobertura, rendimiento y eficiencia. Sin embargo, la conectividad de las redes de ENP a escala mundial ha sido mucho menos explorada. Los estudios previos se han centrado en determinadas regiones del mundo o sólo han considerado algunos tipos de ENP.


Existe de hecho un creciente reconocimiento de que los ENP no pueden ser concebidos y gestionados como “islas” aisladas de otros ENP y del resto del contexto paisajístico. Se proyecta que el cambio climático hará que algunos ENP sean inhóspitos para muchas de las especies que actualmente albergan, lo que requiere que las especies se trasladen a nuevas ubicaciones que se adapten a sus requerimientos ambientales, típicamente en latitudes o altitudes más altas. En ausencia de conectividad en los sistemas de ENP, los ENP individuales pueden convertirse en trampas clímaticas bajo el calentamiento, dificultando su capacidad para cumplir sus metas de conservación a largo plazo.

LEE TAMBIÉN: Los corredores para la fauna salvaje podrían reducir los costes un 75%

El proyecto presenta Protected Connected (ProtConn), un indicador de la conectividad de los sistemas de ENP que mejora el detalle y la exhaustividad de las evaluaciones relacionadas anteriores. ProtConn se basa en la teoría de los gráficos (análisis de redes) y explica el área de tierra que se puede alcanzar dentro de los ENPs y que se puede alcanzar a través de las conexiones entre diferentes ENPs.

Métodos

Los científicos descargaron la versión pública de la Base de Datos Mundial sobre Áreas Protegidas (WDPA) como una base de geodatos de archivos de Protected Planet. La WDPA es administrada por el Centro Mundial de Vigilancia de la Conservación (WCMC) del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) en colaboración con la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Consideraron todos los tipos de ENP, incluyendo ENPs que no fueron reportados o no asignados en categorías UICN. Los análisis de conectividad se realizaron para cada una de las 827 ecorregiones terrestres del mundo delineadas como una regionalización biogeográfica de la biodiversidad terrestre global que puede servir para apoyar el desarrollo de estrategias de conservación a gran escala. Las ecoregiones son grandes unidades de tierra, cada una de las cuales contiene una composición distinta de comunidades naturales que comparten condiciones ambientales similares, con límites que se aproximan a la extensión original de estas comunidades naturales antes de un cambio importante en el uso de la tierra. Se utilizó el conjunto de datos de Ecoregiones Terrestres del Mundo (TEOW) para los análisis espaciales.

Seleccionaron todos los ENPs dentro de cada ecorregión, calcularon el centroide de estos ENPs y proyectaron la capa de ENP a una proyección equidistante azimutal centrada en las coordenadas de ese centroide para el cálculo subsiguiente de la distancia exacta en cada ecorregión. Se consideraron cuatro distancias medianas de dispersión (d) de 1, 10, 30 y 100 km, que cubrían valores hasta las capacidades medianas de dispersión de la gran mayoría de especies terrestres.

La probabilidad de dispersión directa (pij) entre dos ENP i y j se calculó a través de una función exponencial negativa de la distancia que separa a los ENPs, en la que pij = 0,5 para los ENPs separados por una distancia igual a la distancia de dispersión media de la especie.

Dos índices métricos basados en gráficas subyacen en los indicadores de conectividad de ENP que se presentaron en este estudio: la Probabilidad de Conectividad (PC) y el Área Conectada Equivalente (ECA). PC y ECA miden los recursos de hábitat alcanzables en un paisaje o región, teniendo en cuenta tanto los recursos que pueden alcanzarse dentro de los parches de hábitat (conectividad intrapatch) como los disponibles mediante conexiones a otros parches de hábitat (conectividad interpatch).

Para calcular PC y ECA, los científicos representaron los sistemas ENP en cada ecoregión como un gráfico probabilístico ponderado (red). En este gráfico, los nodos (parches) corresponden a ENPs, ponderados por un atributo determinado como se describe a continuación. Los enlaces representaban la posibilidad de movimiento entre nodos (ENPs) y eran ponderados por la probabilidad de dispersión directa entre ellos (pij). El Área de Conexión Equivalente (ECA, Equivalent Connected Area) se define como el tamaño (área) que debe tener una sola ENP para proporcionar la misma cantidad (área) de tierra protegida accesible que la red de ENPs en una ecorregión.

Definieron y calcularon un conjunto de indicadores para evaluar la conectividad de los sistemas de ENP (Tabla 1). Estos indicadores de conectividad están basados en PC y ECA y tienen como principal indicador el Land Protected Connected (ProtConn).

Fuente: Saura et al. (2016)

Hay que tener en cuenta que si bien todos los indicadores proporcionan información útil y complementaria, el indicador de conectividad significativo es ProtConn y no RelConn. El indicador de tierra Protected Connected (ProtConn) se puede dividir en tres fracciones (Tabla 1) que se expresan como porcentajes del valor total de ProtConn, por lo tanto sumando hasta 100:

ProtConn [Prot] + ProtConn [Unprot] + ProtConn [Trans] = 100

Los valores de los indicadores se agregaron a nivel global, del reino y del bioma mediante el cálculo del promedio de los valores de los indicadores de nivel de ecorregión ponderados por el área de cada ecoregión.

Resultados

En promedio, las tierras protegidas (ProtConn) sólo cubrieron el 9,3% de la superficie de las ecorregiones terrestres del mundo a una distancia media de d = 10 km. El promedio de las áreas protegidas conectadas era, para todas las d consideradas, notablemente más pequeña que la cobertura global de ENP de 14.7%. La división adicional del indicador ProtConn mostró que las especies podrían alcanzar la mayor parte de la tierra conectada protegida moviéndose sólo a través de ENPs dentro de la ecorregión (ProtConn [Prot]).

Fuente: Saura et al. (2016)

Conclusiones

Idealmente, la cobertura de una red de áreas protegidas debería ir acompañada de niveles comparables de tierra protegida conectada. Los resultados han demostrado, sin embargo, que la disposición espacial de los ENPs sólo tiene éxito parcial para asegurar la conectividad de las tierras protegidas. Las redes de ENP sólo parecen alcanzar niveles intermedios de conectividad para la mayoría de las especies terrestres, como lo indica una conectividad relativa media del 63% para una distancia de dispersión mediana de referencia d = 10 km.

Fuente: Saura et al. (2016)

El indicador de conectividad se basa en el supuesto de que los ENPs son efectivamente conservados y gestionados para asegurar niveles de conectividad suficientes que permitan el movimiento de especies a través de zonas protegidas. Sin embargo, en muchos casos existe una brecha entre la protección formal de una zona y la aplicación efectiva de medidas apropiadas de conservación y ordenación en esa zona. Por lo tanto, la evaluación de los progresos hacia la eficacia de la gestión reviste una importancia crucial para garantizar que los ENP puedan desempeñar plenamente su papel de proveedores de conectividad funcional en una red más amplia de sitios protegidos.

ProtConn es el resultado de la combinación, a través del análisis de redes, de los tamaños, cobertura y disposición espacial de los ENP con las distancias de dispersión de las especies consideradas. A pesar de la complejidad subyacente y de las múltiples fracciones involucradas, el indicador es fácil de comunicar a los usuarios finales y de comparar objetivos nacionales y globales para la cobertura y conectividad de la ENP. La aplicación del indicador al reino terrestre ha evidenciado niveles muy desiguales de conectividad ENP a través de las ecorregiones mundiales y la necesidad de acciones específicas para mejorar la conectividad de los sistemas de ENP.

Puedes leer el texto completo aquí


Fuente: Santiago Saura, Lucy Bastin, Luca Battistella, Andrea Mandrici, Grégoire Dubois Protected areas in the world’s ecoregions: How well connected are they? European Commission, Joint Research Centre (JRC).

Foto principal: Isaac Sanz

Deja un comentario