¿La biomasa puede ayudar al desarrollo rural?

Economistas de la Universidad Estatal de Oregón (EE. UU.) estudiaron si la utilización de biomasa forestal residual podría ser una fuente de empleo en un futuro próximo. Los resultados fueron bastante sorprendentes.


El uso de la biomasa podría proporcionar un material que pueda ser procesado en comunidades rurales ajenas a los cambios en la industria de los productos forestales y el ambiente de la política. Además, la utilización de la biomasa podría revalorizar las actividades derivadas de la gestión forestal. Finalmente, lo que es más importante, podría proporcionar un incentivo financiero para tratamientos de prevención de incendios forestales o repoblación de rodales forestales. Sin embargo, la cuestión es si la utilización de la biomasa forestal residual puede apoyar el desarrollo rural.

LEE TAMBIÉN: Mercado de pellets de madera en la UE – datos recientes

Métodos

Los investigadores de la Facultad de Ciencas Forestales modelaron el suministro de biomasa forestal residual con ubicaciones con demanda potencial, lo que permitió un análisis realista de la viabilidad de este mercado para estimular el desarrollo rural en el oeste de Oregón. Exploraron la factibilidad de inversiones orientadas al mercado en instalaciones de transporte o procesamiento intermedias (“depósitos”) para la biomasa en comunidades rurales en 19 condados del Oeste de Oregón. En particular, ampliaron y aplicaron un modelo existente de mercado de productos forestales regionales para identificar los lugares donde estos depósitos podrían asentarse bajo una gama de estructuras y niveles alternativos de aprovechamientos en tierras federales. Probablemente fue el primer intento de modelar el uso de una tecnología emergente de productos forestales como una estrategia específica de desarrollo rural dentro de un contexto orientado al mercado. En el análisis, los investigadores del estado de Oregon han utilizado un modelo regional de la oferta de madera con tecnologías emergentes, o RMTSET1.

¿Por qué Oregón?

Los científicos seleccionaron el oeste de Oregón porque se caracteriza por altos niveles de productividad forestal y aprovechamientos rentables. El oeste de Oregón puede potencialmente suministrar grandes cantidades de biomasa como residuos de los aprovechamientos y contiene muchas comunidades ubicadas en los bosques que han experimentado disminución del número de habitantes y las pérdidas de empleo en las últimas décadas.

LEE TAMBIÉN:¿Está la UE destruyendo los bosques del sudeste de EE.UU.?

Resultados

Los investigadores identificaron 65 ubicaciones probables en el oeste de Oregón para tales instalaciones, que llaman “depósitos”. Las ubicaciones de depósitos potenciales usadas en el modelo, junto con las ubicaciones de las instalaciones de procesamiento actuales, se muestran en la siguiente figura. Hay que tener en cuenta que las tierras federales están indicadas en verde.

Fuente: Crandall et al. (2017)

Sin embargo, según un análisis realizado por economistas de la Universidad Estatal de Oregón, la utilización de la biomasa forestal residual para el desarrollo rural enfrenta importantes obstáculos económicos que hacen poco probable que sea una fuente de empleo en un futuro próximo.

LEE TAMBIÉN: ¿Cómo tomar mejores decisiones en el sector forestal?

Mindy Crandall, quien dirigió la investigación como estudiante de doctorado en el estado de Oregon y que actualmente es profesor asistente en la Universidad de Maine dijo:

“Hay mucho interés en centrarse en el uso de la biomasa para alcanzar múltiples objetivos, uno de los cuales es el apoyo a las comunidades rurales. Pensamos que esto podría proporcionar algún apoyo para esa idea. Pero desde una perspectiva estrictamente de mercado, no es probable que estas instalaciones se ubiquen en comunidades rurales remotas y en dificultades sin subsidios ni apoyo específicos “.

Crandall y sus colegas estimaron que un “depósito” que operara tres turnos al día y produciendo 75.000 toneladas al año crearía alrededor de 19 empleos.

Los resultados de su estudio sugirieron también que con precios relativamente altos de la biomasa, existe algún potencial para la inversión en depósitos para ayudar a las comunidades rurales en el oeste de Oregon, pero hay pocos cambios en la viabilidad general o la ubicación del depósito.

LEER TAMBIÉNLos corredores para la fauna salvaje podrían reducir los costes un 75%

Con respecto a la segunda conclusión, los investigadores consideraron la posibilidad de que un aumento en el material de los bosques federales marcaría la diferencia. Sin embargo, tal escenario mostró que los costos de transporte aumentarían porque esas tierras tienden a estar alejadas de los depósitos probables.

Darius Adams, coautor del diario, dijo:

“Al igual que con los bienes raíces, es la ubicación, la ubicación, la ubicación que importa aquí, y las tierras forestales nacionales no están uniformemente distribuidos en todo el paisaje. Frecuentemente se encuentran en áreas menos accesibles, y costaría más transportar material “.

El apoyo a la investigación provino de la Northwest Advanced Renewables Alliance liderada por el Estado de Washington financiado a través del National Institute of Food and Agriculture en el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos.


1RMTSET combina estas características con un modelo del mercado de la biomasa para examinar la viabilidad de emplear nuevas tecnologías y materiales subutilizados, procesados en lugares dispersos (depósitos) para captar algunos de los beneficios de la utilización de biomasa en las áreas rurales. Utiliza datos GIS para identificar ubicaciones de depósitos potenciales y para generar estimaciones realistas del costo de transporte de la biomasa de los bosques a los depósitos y un modelo de enteros mixtos que permite el seguimiento espacial de las ubicaciones individuales de las instalaciones de biomasa.

 


Fuente: Crandall, M. S., Adams, D. M., Montgomery, C. A., & Smith, D. (2017). The potential rural development impacts of utilizing non-merchantable forest biomass. Forest Policy and Economics, 74, 20–29. 

Foto principal: Rafal Chudy

Deja un comentario